Sumate a nosotros

FacebookTwitterYoutube

Falleció Mario Amestoy, Un número uno del Turismo Uruguayo

Fuente: www.pasaportenews.com

Por Darío Queirolo
Los que lo conocimos estamos consternados. Sentimos un gran dolor y una profunda tristeza ante la perdida física de un apasionado y erudito del turismo y la aviación.
Una persona de bien, sumamente inteligente, muy exitoso, muy trabajador. Un perfecto esposo y padre, y un gran amigo de sus amigos.

Los que no lo conocieron, deben saber que el domingo 1 de julio falleció un Número Uno del turismo uruguayo.
Entre los tantos puestos que ocupó Don Mario estuvo el de Ministro de Turismo (1994-1995).
También fue uno de los fundadores de la Cámara Uruguaya de Turismo, y por varios años fue su Presidente. En las reuniones y asambleas de la Cámara, de vez en cuando se invitaba a algún medio de prensa, y recuerdo una vez que fui invitado y asistí, para, en el acierto o en el error, realizar una crítica a la asociación, despertando respuestas airadas por parte de algunos socios. Fue el propio Presidente, Don Mario Amestoy, el primero (y el único) en defender mi audacia, y solicitar a sus socios respeto y humildad ante las críticas porque de ellas se lograría una mejor institución. Ese era Mario Amestoy. Un grande por donde se lo mirara.

Su nombre completo era Mario Waldemar Amestoy Doufour. Además fue fundador de la Asociación Nacional de Empresas de Transporte (ANETRA). Fue Presidente de la Asociación Uruguaya de Agencias de Viajes (AUDAVI). Fue Vice Presidente primero y Presidente mas tarde (1984), de la Confederación de Organizaciones Turísticas de América Latina (COTAL).Fue diputado nacional y actualmente era el Gerente General de la Cámara de Comercio de la Aeronáutica del Uruguay.

Siempre estaba presente en cada reunión, evento o presentación de todo aquello vinculado al turismo nacional. No importaba la mayor o menor relevancia del evento, para el Sr. Amestoy eran todos importantes. Y su pensamiento, expresado a veces en voz alta, a veces al final de una reunión, discretamente dando una opinión, era siempre acertado y valorado.

Un ataque al corazón se llevó a uno de los profesionales históricos más grandes que ha tenido el turismo uruguayo.
A su esposa Gladys, a sus hijos Alejandro y Claudio, y a sus tantos amigos, que más que amigos eran como sus hermanos e hijos, les enviamos un abrazo muy grande.
Mario físicamente ya no está, pero sus enseñanzas y su espíritu serán inmortales.

Deja un comentario